Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

La varita mágica

Imagen
Carola soñaba con tener una varita mágica: la pedía para Reyes, la pedía para su cumple, la pedía por sacar buenas notas, la pedía todos los días pero nadie le regalaba una varita.

Quiso comprarla ella misma con los ahorros que guardaba en su hucha pero nadie sabía donde se vendían las dichosas varitas mágicas.

Preguntó a todo el mundo cómo podía conseguir una pero nadie parecía tener ni la menor idea sobre varitas mágicas o no mágicas.

Hasta que su abuela, cansada de oírla todo el santo día que si quiero una varita por aquí, que si quiero una varita por allá, la hizo sentar a su lado y le contó que ella podría ayudarla a hacerse su propia varita mágica pero que debía hacerle caso en todo lo que le dijera o la varita no valdría absolutamente para nada.


Carola, por supuesto, aceptó re-encantada que es mucho más que encantada pero mucho menos que requete-encantada porque, para estar re-encantada Carola habría tenido que conseguir esa varita sin trabajo alguno pero, bueno, menos da una piedr…