Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

Mamá pequeña

Imagen
Un día me levanté y mamá era pequeña. Diminuta. Minúscula. Hasta mi hermanito pequeño era más alto que ella. Yo no entendía nada y mi hermanito tampoco. -¡Qué cosa más rara! -dijo mi papá y se rascó la barba, que es lo que siempre hace cuando no entiende nada. -Será algún virus -dijo mi mamá, que es lo que siempre dice cuando alguien se pone enfermo. -¡Qué virus ni san virus! ¡Esto es cosa de magia! -dijo mi abuela cerrándose la rebeca, que es lo que siempre hace cuando se enfada. -¿Dònde está mi pipa? -dijo mi abuelo, que es lo que siempre dice cuando se le estropea el sonotone y no se entera de nada. Todos se pusieron a hablar a la vez muy nerviosos. Menos mamá que, tan pancha y tan ancha, seguía diciendo que aquello era un virus. Entonces, mi abuela, dando una palmada y cerrándose la rebeca, dijo: -¡Nos vamos ahora mismo a ver al mago Astrago y ya veréis que lo arregla todo en un sinsalabín!


Y allá que nos fuimos mi hermanito, mi papá, mi abuela, mi mamá, el abuelo y yo a ver al famoso mago A…