Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Abuelo pirata

Imagen
Una tarde de lluviosa lluvia en que yo me aburría, me contó mi abuelo que había sido pirata: con su pata de palo, su garfio, su parche, su loro y su todo. Que tiene una pierna de madera porque cierta tarde, refrescándose los pies después de un abordaje, apareció un tiburón blanco (un poco escuchimizado) y, de un sólo bocado, se le zampó media pierna y que si no le comió más fue porque le dio golpes en el hocico con un palo que encontró a mano. Que el garfio no le hacía falta, que tenía las dos manos, pero que en un pirata un garfio siempre queda elegante. Que el parche se lo ponía según tuviera el humor: si era bueno, en el derecho, si era malo en el izquierdo y, para dormir, en los dos. Y que el loro hablaba tanto que más de una vez lo amenazó con meterlo en el puchero para que callara... y el loro no se calló. Me contó también mi abuelo que surcó los siete mares, veinte ríos de los grandes y como treinta  enormes lagos. También me dijo mi abuelo que lo que más le gustaba era ponerse en …