El invento de don Marino



Menudo invento inventó don Marino el inventor, un invento inventado una noche de calor.
Menudo invento inventó don Marino el inventor, un invento inventado que él solito inventó.
Menudo invento divertido, todo de su invención, una noche de verano don Marino se inventó.
Aquel invento inventado que don Marino inventó era un invento importante, un invento super genial. Era el mejor invento que se haya inventado jamás.
El inventado invento que don Marino inventó iba a acabar con lo malo, lo regular y lo peor.
¿Y dónde está ese invento inventado que don Marino inventó?
¿Por qué nadie lo conoce, ni tú, ni ella, ni yo?

Porque el señor don Marino, el grandísimo inventor, como es muy despistado de su invento se olvidó.
Lo metió en una caja, la caja en un gran cajón, el cajón en un armario y el armario lo cerró.
Una semana más tarde el armario se llevó, lo bajó hasta el trastero y luego se olvidó.
Y aquel invento inventado por don Marino el inventor sigue en aquel trastero, encerrado en el mismo armario, dentro de un gran cajón, metidito en una caja, al ladito de un ratón.

 

Entradas populares de este blog

El globo rojo

Carbón por Navidad

La casa destartalada