Abriendo el cofre


Abro este Cofre de cuentos para que, ya seas niño o mayor, seas grande o pequeño,  seas alegre o tristón, sueñes dormido o despierto, rebusques, revuelvas, saques y leas y releas o no leas o desleas, o te líes o deslíes, te diviertas o le des vueltas, lo pongas del revés o lo endereces otra vez.


El caso es que te lo pases bien con él, sobre él, dentro de él o detrás de él.


Pilla sitio en el suelo -aquí no hay sillas-, ponte los ojos de leer y dime que lo pasas bien.


Si te gusta, vuelve por aquí y si no... ya nos veremos por ahí :)



Entradas populares de este blog

El globo rojo

Carbón por Navidad

La casa destartalada